¿Estrategia O Error? Del SI al NO A La Bicameralidad

¿Así que ahora no vale hacer real politik? Jajajajaja. Esta forma de hacer política no es otra cosa que aprovechar las circunstancias para obtener una ventaja. Por ejemplo: “Cierro el Congreso porque tengo el 60% de aprobación” y lo hago porque éste es el momento. Es la política de la oportunidad y del ritmo de los acontecimientos. Bien concebida, puede mantener un sano equilibrio de las fuerzas políticas, e incluso la paz, como lo consiguió Otto Bismarck en Alemania; pero en el Perú, con políticos como Mulder, Vitocho o Galarreta, no es más que su versión chicha.

 

¿Así que ahora, cuando les meten la yuca a los fujiapristas les duele? ¿Qué se siente ah? Porque a nosotros nos ha hecho ver a Judas calato ¡por años! Mauricio Mulder con el sobón de Vitocho, trataron de traficar en la comisión de Constitución, la limitación del ejercicio de la cuestión de confianza del Ejecutivo, so pretexto que formaba parte del paquete de modificaciones constitucionales necesarias para darle coherencia a la bicameralidad. No me extrañaría que, de hueleguisos del fujimorismo, hayan fungido de pantalla. Fueron ellos los que en modo travesti trataron de disfrazar la verdad: frustrar el cierre del Congreso y reelegirse en el 2021, trastocando subrepticiamente la propuesta del Ejecutivo: no a la reelección inmediata de congresistas.

 

Es cierto que Villanueva y Zeballos votaron a favor de la propuesta legislativa entre gallos y medianoche. Pero pensemos un poquito: ellos son parte del Ejecutivo. La más mínima sospecha de desacuerdo (su voto en contra) hubiera frustrado la siguiente votación: que las modificaciones se sometan a referéndum. Solo el Congreso podía aprobar eso. ¿Ahora se entienden las razones?

 

Es cierto que Vizcarra en RTP dijo que en lo sustancial estaban de acuerdo con las reformas, no sé si no se percató del tema, si le avisaron después, si quiso mantener el zoológico en paz por unos días. No lo sé. Lo que si sé, es que si esto fue parte de una estrategia, nada tienen que reprocharle los fujiapristas, porque les dieron una sopa de su propio chocolate.¡ Les metieron la yuca con o sin querer, hasta el fondoLes quemaron el teatrito. El Presidente no picó el señuelo, y más bien, les trajo abajo el circo.

 

Toda persona tiene derecho a rectificarse, y más aún, si con su rectificación cumple con el deber de abrirle los ojos al pueblo que representa. Lejos de ser criticable la supuesta incoherencia del Primer Mandatario, debemos agradecerle el habernos alertado que, si votamos a favor de la bicameralidad, los sinvergüenzas de Vitocho, Mulder y Velásquez Quesquén se hubieran sentado por enésima vez en sus curules para seguir haciendo su chicha-politik: retrasando decisiones, obteniendo réditos y perjudicando el avance de las políticas de Estado que hasta hoy, y en gran parte gracias a ellos y a FP en su conjunto, no se han podido desplegar.

 

Así que señores congresistas, a callar, porque con la vara que miden serán medidos, o lo que es lo mismo, tengan cuidado con el tamaño de la yuca que quieren meter, porque puede ser la misma que les metan por donde la espalda pierde el nombre.

 

 

Lourdes Calderón

Abogada y Entrometida