¡De La Que Nos Salvamos, Señor Kuczynski!

Lourdes Calderón
Abogada y Entrometida

¡Magistral! ¡Simplemente magistral! Para los que nunca escucharon a Haya de La Torre, Ramírez del Villar, Belaúnde Terry, Alva Orlandini, o Barrantes Lingán, no saben el deleite que fue para muchos volver a oír a un jurista como Alberto Borea Odría en un Congreso. ¡Qué forma de dictar cátedra sobre el concepto de la incapacidad moral permanente!. ¡Qué clase para decirle sutil y elegantemente a Villa Pelotillehue de la Plaza Bolívar, que si no entienden de Aristóteles o Montesquieu siempre tienen a Condorito!

La grosería de los fujimoristas, mirando a sus celulares como monos frente a un espejo; la descortesía con que ignoraban a los oradores invitados, y la soberbia que les hizo creer que todo era de purito trámite otra vez, se dieron con un encontronazo cuando Kenji San y sus 9 samuráis se les rebelaron. Tarde fue ya, cuando la desesperada e improcedente intervención de la Baby Bartra - quien no sé con qué objetividad recibirá a PPK en Lava Jato - y la de Danielito Salaverry (con videíto improvisado y todo), trataron de convencer de la vacancia, a esos caviares que tanto desdeñan. ¿Qué ironías no? Esos rojitos les dieron una sopa de su propio chocolate y,  bien dignas la Glave, Indira y compañía, se salieron del hemiciclo como diciendo, ¡ay pof aquí apesta!

¡Ay Pelona! ¿y ahora qué hacemos contigo? ¡Tendremos que mandarte al mismo siquiátrico que la Vilcatoma para que se te cure la recaída! Eso sí, te recomiendo que no lleves tus Condorito y no se te vaya a ocurrir hacer ¡Plop! en plena crisis porque terminas acusada de traición a la patria. Tranquila nomás, mejor, como te vengo aconsejando desde hace tiempo, aprovecha y léete de una vez la versión actualizada del Manual de Carreño o aunque sea El Dedo Meñique nomás. Total, no hay que presionarte mucho porque de repente te empeoras, te alucinas Doña Tremebunda y mandas a quemar toda tu comarca, aunque verdades sean dichas, nos harías un gran favor.

¿Y usted qué señor Presidente? ¿Creyó que se me escapaba? ¡No no no no no! Ahora usted se me pone derechito y en orden, deja de hacer sus ridículos bailecitos, nos aclara bien lo del indulto a Fujimori, se somete a todas las investigaciones habidas y por haber, despide de una vez a los pésimos asesores que tiene, y le dice adiós y muchas gracias a todo aquél que no lo acompañó en el parto que ha sido librarlo de la vacancia.  El que no está con usted en las malas, no sirve para las buenas. Me hace favor de darle su lugar los ppkausas y retribuye como se debe los esfuerzos de Violeta, Castro, Heresi y las bases, que han que han sudado la gota gorda, después de su triste entrevista del domingo 19 de diciembre, donde más de medio Perú quería apagar el televisor para no ver cómo lo masacraban. Me le va diciendo chaucito al topo Olaechea,y comienza a desconfiar hasta de su sombra. Es ahora o nunca, y recuerde que la Virgen no pasa dos veces. Usted, estará en el ojo no de una, sino de varias tormentas y bajo la lupa del escrutinio público, así que déjese de payasadas y bromitas a la inglesa que nadie entiende, y comience a gobernar; y si no sabe, tenga la decencia de renunciar y darle la posta al que sepa. Como bien dijo en su campaña ¡se acabó el recreo! Ahora, todos los que confiamos en usted le vamos a exigir que cumpla como se debe con su trabajo, deje de hacérselas de Mr. Bean y comprenda que ser Presidente es trabajo de 24 horas, duro y parejo, así que se me va consiguiendo la gente idónea, técnica y políticamente, y se olvida de sus argollitas. Escuche al que sabe como tratar con los Mulder, Becerril y Salaverry y déjese aconsejar si no quiere terminar otra vez rezándole a Santa Rosita para que su tocaya Bartra no lo haga papilla.

Eso sí señor Presidente, con todo el respeto que merece su investidura pero con la justa preocupación de una ciudadana que votó -como muchos- por usted, espero en Dios que no esté metido en ninguna cochinada de Lava Jato, que se consiga un profesor de oratoria y que explique públicamente cómo y por qué Alberto Fujimori sigue moviendo las fichas políticas de este país desde Barbadillo. Usted está a prueba señor Presidente, no se confíe y haga su tarea, de lo contrario, seremos los primeros en pedirle la cabeza.

Y ahora sí queridos lectores, con la plena confianza de que Dios es peruano porque nos libró de una buena, y Condorito es chileno y sirve de cita bibliográfica, deseo de corazón, que pasen unas lindas fiestas y que Dios los bendiga, les de salud y mucha prosperidad.

LC.