Colorín Colorado…Phillip Butters Se Ha Quemado (1)

Lourdes Calderón
Abogada y Entrometida

El Príncipe Felipe del horario estelar de Radio Capital ha sido destronado. Olvidando sus regios modales, cuando Su Majestad se encontró con el escudero de Cuarto Poder, Sir René Gastelumendi, le soltó un rosario de improperios que fueron desde “cagón” hasta “mentiroso”. El Grupo RPP le quitó la corona porque le dejó la imagen como zapatilla vieja.

Yo pensaba que, además de inteligente, su Serenísima Majestad era consecuente con sus actos. Primero dijo, que la bronca con Gastelumendi nació de un reportaje mala leche donde éste difundió aspectos de su vida personal. Luego por Perú Digital TV, un canal de You Tube, dijo que su retiro era un sicosocial armado por el Estado, porque Eliane, Nadine y Toledo le deben saber algo a PPK y necesitan un distractivo para que la gente se olvide del escándalo Odebrecht (¿¿¿???). ¿Quiere decirnos, su Altísima Fuente de Paz, que lo destronaron porque El Comerció le sembró a René? ¿Qué malévolo hechicero le quitó la paciencia que lo caracteriza? ¿Harry Potter o Voldemort? Yo creo, Su Ilustrísima Calma, que debe tomarse un descansito, porque quedarse sin su madrugador principado, le ha afectado al coco y está delirando, o, por ir a marchas de fanáticos e intolerantes homofóbicos, se le ha pegado lo bruto.

La verdad me importa poco el nivel de inteligencia emocional de Butters. Lo que sí me importa es que use este escandalete, para decir que se trata de un sicosocial dirigido a encubrir la corrupción. El Grupo RPP lo despidió, porque su execrable, inoportuna y desubicada conducta comprometió, además de la imagen de la empresa, sus relaciones comerciales. Lo botaron porque si seguía allí, ¡chau auspiciadores! y … ¡punto! ¿Que pisó el palito de Gastelumendi? De repente, pero nadie lo obligó a agredirlo verbalmente ni a perder los papeles. A Butters lo sacaron del aire por impulsivo y malcriado, así que no venga ahora con el cuento de la pobre víctima, porque eso de que han cometido una injusticia con él es tan creíble como que Toledo es inocente.

Solamente Butters le ha dado tenor político a este asunto con argumentos tendenciosos para justificar lo injustificable. Eso, con las justas se lo aguanto a Alan, Vitocho o Mulder y en su cancha. Usufructuar el incidente para victimizarse y luego erigirse en la voz de los fanáticos cristianos vade retro y si te come el cuco mejor (entiéndase váyanse al infierno los que no piensan igual que yo) es típico de un político de plaza, pero no de un comunicador. Quizá ya no le queda otra alternativa a Su Majestad porque es plancha quemada y como las planchas quemadas tienen suerte en la política, puede que le ligue (Dios nos libre).

Príncipe Felipe, tendrá usted que tomar mucha sopa de su propio chocolate pues dicen que, tarde o temprano el que la hace la paga, o como dicen los budistas, el karma existe. Mucha intolerancia, soberbia y descontrol tarde o temprano cobran y usted, Su Excelentísima Infalibilidad abusó de su crédito por mucho tiempo. Ahora … le toca bajar al llano, aguantarse como el macho que dice ser, darse un buen bañito de humildad, asumir la responsabilidad de sus actos y dejar de manipular a la opinión pública para convencerla de lo imposible. Por lo menos yo, que formo parte de ella, no me creo un cuerno lo que usted dice, y tengo la impresión de que no soy la única.

LC.

(1) Al cierre de esta edición, existe el rumor del retorno de Phillip Butters a Radio Exitosa a partir del lunes 13 de marzo. De confirmarse, se corroboraría que el argumento del sicosocial es un absurdo. La autora mantiene todas las opiniones vertidas pero rectifica: Butters no está quemado... la quemada es la radio nacional.