Vitocho García Nada de Belaúnde

Lourdes Calderón
Abogada y Entrometida

Víctor Andrés García Belaúnde, el parlamentario de Acción Popular, es nieto de Victor Andrés Belaúnde, connotado pensador y diplomático peruano y sobrino del ex presidente Fernando Belaúnde Terry a quienes muchos recordamos por su caballerosidad y honradez, y no necesariamente por ser buen gobernante. Como fuere, ese apellido pesa, dicho lo cual, si bien,  al congresista le asiste el derecho de llamarse cómo le dé la gana, no es menos cierto que endilgarse el Belaúnde le obliga a estar a la altura del abolengo que quiere evidenciar.

No recuerdo nada notable que este señor haya hecho. Tiene cuatro libros creo, el último de los cuales se llama “El expediente Prado”, gran recopilación de documentos, pero de imprecisas conclusiones y datas históricas, según los entendidos. Recuerdo sí, que enseñó alguna vez, un curso electivo de Derecho Constitucional en la Católica y tuve la osadía de refutarlo en clase. El hombre se puso colorado como un tomate, balbuceaba y levantaba innecesariamente la voz, como lo hace hoy,cuando alguien lo contradice. Es un hombre obstinado y burlón que no tolera que lo corrijan ni que lo pongan en evidencia. Se pica, como cuando tildó a su ex amigo Güido Lombardi de periodista complaciente, cuando éste le ganó la mano públicamente, demostrando que una foto con los Toledo- Karp , no lo hace cómplice del escándalo Odebrecht.

Yo, ya no me voy a gastar explicando las razones de la firma de la Addenda de Chinchero. Entiendo que no se ve bien que la hermana de Zavala sea gerente de una empresa vinculada a Kuntur Wasi; que se tenga extremo cuidado en no pagar de más a algún sinvergüenza; incluso, entiendo a los que preferían que Chinchero se quede sin aeropuerto y se resolviera el contrato. Lo que no entiendo es cómo Víctor García, siendo abogado, se lance a decir que Vizcarra y Zavala son unos vende patrias corruptos y nepotistas sin mayores pruebas que la filiación sanguínea y una foto. Yo tengo una foto con Chayanne y eso no me hace su novia (aunque quisiera).

“Vitocho”, para sus amigos, fue el protagonista del audio de la repartija de nombramientos de los miembros del BCR, TC y de la Defensoría del Pueblo entre el nacionalismo, el fujimorismo y Perú Posible, en el año 2013. Es el que tuvo que renunciar a la presidencia de la comisión investigadora López Meneses por haber aceptado una secreta invitación de los Humala a Palacio, supuestamente para coordinar cómo se manejaría su presunta vinculación con el ex asesor de Montesinos. Siguiendo su escalafón mental, García Belaúnde es un aliado de la corrupción de Toledo, Humala y Fujimori… ¿o no? A igual razón igual derecho, o para hacerla más fácil: con la vara que mides serás medido.

¿Quién le ha dado a García Belaúnde esta patente de corso? ¿El Congreso? ¿De allí saca el derecho para acusar a la gente? ¿Le pueden decir porrr favorrrr… que esa forma de hacer política está caduca? ¿Acaso no ha aprendido este señor, que precisamente por ser congresista, debe actuar con mayor responsabilidad y rigor? ¡Haga bien su trabajo! y si dice fiscalizar ¡hágalo! Usted es un PARLAMENTARIO, no conductor de Amor, Amor Amor. Déjese de regar indicios “sin confirmar” y no se exponga a meter otra vez la pata por lengua larga. Amárresela y haga lo que tiene que hacer… y bien. Ya mató antes a un presidente por correveidile, no siga con los prestigios, reflexione un poco antes de abrir la boca y demuestre que es un Belaúnde si tanto le gusta anexarse el apellido. Don Fernando se retorcería en su tumba si lo escuchara despotricar a ultranza y si pudiera, daría públicas disculpas por la ligereza de sus palabras. Parece que usted tira más para un García cualquiera (cualquiera he dicho) que para un distinguido Belaúnde: ¡aplíquese!

Señor Martín Vizcarra ahora me dirijo a usted: ¡Ya pues! déjese de cosas y presente la denuncia contra García ante la mesa directiva del Congreso. Vitocho está ñato de risa diciendo que eso sería una condecoración “de la corrupción” que lo enaltecería. Le dicen a usted ladrón, ¿y se va a quedar callado? ¡No pues! Si usted está convencido de que lo que ha hecho está bien, tiene que ser consecuente y no solamente defenderse sino demostrarlo. Vitocho tiene una consigna señor Vizcarra: desde antes de Chinchero lo tiene en la mira y amenazó con que usted era el segundo en ser censurado. Vitocho es un dinosaurio político que está jugando cartas viejas y marcadas. Mírelas y dese cuenta que, en su equívoca percepción, cree perpetuarse haciéndole la pared al fujimorismo. No se deje, no desista, no caiga en su blufeo.

Fernando Belaúnde Terry (porque hay que diferenciar quién es quién) no sabía de estas mañoserías y no hubiera resistido la vergüenza de verlas hacer a los de su propia sangre. Mejor se hubiera quedado con el Víctor García nomás…señor Vitocho.

LC.