NO SÉ NADA… con Milagros Leiva

Lourdes Calderón
Abogada y Entrometida

A ver… espéreme un ratito... ¡un ratito un ratito un ratito, para entenderle bien! O sea que… ¡no no no no no!… es que esto no se puede cre-e-er … ¿me está queriendo decir que …dos más dos son cuatro? ¡Por todos los santos! ¡Ese es el diario y hueco balbuceo de Milagros Leiva en el horario estelar de RPP televisión! La periodista ha caído en una siesta de laureles que para qué les cuento. Hizo historia este último martes en la vergonzosa entrevista al Ministro Vizcarra sobre la cuestionada addenda al contrato de construcción del aeropuerto de Chinchero. Una Leiva improvisada, inexacta y alterada frente un Vizcarra que hizo gala de paciencia de santo.

El que se pica pierde, y Leiva se picó porque Cecilia Blume la tildó de bruta por Tweeter. Tratando absurdamente de demostrar que no lo es, perdió objetividad, y lejos de poner contra las cuerdas al Ministro Vizcarra, la hizo de Cantinflas, con preguntas francamente inentendibles, dándole en la yema del gusto a la otra. A pesar de ella, el ministro, no sin antes contar hasta diez, explicó que la addenda del contrato del aeropuerto de Chinchero no es lesiva a los intereses del Perú porque nunca se aceptaron los elevados intereses de financiamiento propuestos y lo que es más, que se utilizó estratégicamente la ambigüa definición de tales intereses en el contrato, para generar una contrapropuesta en la que el Estado no asume riesgo financiero alguno.

La cosa es así señores: Para empezar la remoción de terreno, el consorcio tenía que presentar un cierre financiero para que el Estado peruano programe los pagos. Para asegurar el pago de la tercera etapa, de cerca de 250 millones, se propone un banco que le puede prestar al Perú con intereses del 23%. Vizcarra dice no hay forma, deja nomás que yo solito veo cómo te pago, pero eso sí, poco a poco y conforme avances la obra. ¿Me van a decir que el consorcio no arriesga? ¡Si ha perdido la garantía que le otorgaba una entidad financiera internacional! ¡Ya pues!

Los que no saben de estos negocios, y repiten como loros lo que leen y escuchan sin saber (como Leiva) se rasgan las vestiduras. ¡Se ha desnaturalizado este tipo de contratos! ¡Lobby a la vista! ¡Seguro que alguien está sacando su tajada! ¡El Perú está asumiendo todo! ¡Mejor que sea obra pública! No es así pues, para que sea obra pública, primero se tiene que resolver el contrato actual y mientras nos demandan, el Estado no puede hacer nada, chau aeropuerto y arde el Cusco. Teniendo el asunto solución lícita, ¿no es una completa necedad que se trate de buscar tres pies al gato? ¡Ya pues! Dejen trabajar y si quieren objetar algo, háganlo con base, no con chismes de peluquería donde Blume es amiga de Teullet, Zavala hermano de su hermana y Vizcarra uña y mugre de Piñera.

Y no me vengan con el cuento que el oficio del Congreso donde conminaba a Vizcarra a no firmar la addenda, no fue una zancadilla. Un traspié de Vizcarra y si te visto no me acuerdo: un ministro menos.

Entonces vuelvo al cacareo de Leiva: ¿Y dónde está el liderazgo del presidente señor Vizcarra si todo está bien? ¿Por qué entonces no se firmó la addenda el lunes? ¿Tanto miedo le tienen al Congreso? No pues Mily, --respondió Vizcarra-si el Congreso me manda un oficio donde me conmina a no firmar algo por ser lesivo a los intereses del país, entonces yo, como demócrata que soy y con el respeto que me merecen los padres de la patria, les pido que me expliquen de dónde sacan esa idea.  Golazo. El Congreso dice ahora que un simple oficio no los representa, que Chinchero tiene que ser y García Belaúnde está más ocupado con Odebrecht. Finalmente, este viernes se inician las obras y todo quedó claro… por lo menos para algunos. Ya les he dicho mil veces que este gabinete es DE LUJO, no dan puntada sin hilo, saben lo que hacen. Bien jugado.

Pésima impresión ha causado Leiva. Parecía conminada a descabezar Transportes y Comunicaciones. ¿Quería repetir el plato de Jiménez Mayor, o le falta raiting? Cuidado, la ignorancia es muchas veces peor que la brutalidad, es audaz, irresponsable, necia. Yo creo que la periodista va por ese lado… simplemente no sabe de lo que habla y si no sabe, es mejor que se calle antes que la manden callar, o le cambien el nombre a su programa por NO SÉ NADA… con Milagros Leiva.

LC.