¡Con Nancy no!

Lourdes Calderón
Abogada y Entrometida

Parece que la conchudez es contagiosa por contacto sexual. No tiene otra explicación que la señora de Humala haya tenido la “conciencia” de tuitear que el gobierno de su esposo “nunca utilizó un sol” para asistirla, en alusión a la asignación presupuestal de S/. 600,000 anuales a la oficina de apoyo de la Primera Dama con la finalidad de hacer transparentes los gastos que origine en el desempeño de sus labores protocolares y de apoyo social. La 99 se sintió más que aludida y salió a lloriquear: "yo no fuid fued tetéd pédgale pédgale que edlla fue".

Tener que ocuparme de una señora que apareció con jeans desteñidos y terminó en la portada de COSAS, me aburre. Hablar de una sirvengüenza malgeniada, soberbia, escondida bajo la hipócrita manta de mujer del pueblo… me cansa y; aclararle a esa desubicada que no somos tontos, me hace ponerla en su sitio. Mira mamacita linda: si tú crees que la gente se chupaba el dedo y se creía el cuento de que tomabas decisiones por el inepto de tu marido, por amor al arte, ¡estás más perdida que tus agendas! No te metas con la inteligencia del pueblo, que en una te quita lo graciosa y ya no te aplicará tus verdades “a la vena” sino “a la reja”.

¿De verdad sigues pensando que tu opinión nos importa? ¡Por el amor de Dios! ¿Cómo se llama tu terapeuta para no ir? ¿O de repente no tienes y por eso te desbocas? ¡Ubícate mamita! Has caído en desgracia política, en otras palabras: eres plancha quemada. Lo más inteligente sería que cierres la bocota, pero supongo que le estoy pidiendo peras al olmo. Creo que no solamente la desfachatez es contagiosa, sino la estupidez también. Dile a tu súper agente 86 que no dio una, pero fue presidente, que use látex de alta protección, no vaya a ser que te contagie algo peor, o, ¿de repente eres tú la portadora del virus?

Si tú crees que el pueblo no se daba cuenta que viajaste a dónde quisiste con tus hijos y tu séquito; que le traducías a Maxwell Smart Humala todo documento que le llegaba, a nivel de "política para “dummies”; que te metiste a negociar contratos con aves de alto vuelto; que te fuiste a Brasil para bailarte la Odebretch samba; que te alucinaste Eva Perón, usando Chanel N° 5, carteras GUCCI y comiendo chocolates Godiva , traicionando a un pueblo que no te eligió, y usando de balcón al Tweeter, ¡¡estás pero reconnntraaaa perdida mamita!!: tú no eres más que una improvisada a cuyo marido le cayó la presidencia del cielo, que no supo cómo achicarle el saco XXXL y que terminó manejándolo como a muppet. La rana René era más inteligente y me caía mejor.

¿En qué etapa de tu delirio le has ganado a alguien? ¿Desde cuándo te has jurado tendencia de opinión? En tus mejores momentos, ¡tuviste la flema de contrapuntear con Alan García! Definitivamente la ignorancia es audaz. Osaste competir ¡nada menos que con el Rey del floro! ¿Quién te dijo que lo hacías bien? Lo que hacías bien, era el ridículo y caer chinche. No tuviste reparos para sacar funcionarios, poner a tu gente en los ministerios, discutir presupuestos, orientar gastos. ¿Verdaderamente crees que la gente no se daba cuenta? ¿En tan poca estima tienes la inteligencia de los peruanos? ¿Todavía no te percatas, de que hiciste amago de farsa, porque ni engañarnos pudiste? ¿Tienes la cara de salir a decir que un solo sol se gastó en ti? ¡Pero por supuesto! Nadie gastó en ti, tú te cobraste solita tus honorarios por servicios prestados a una Nación que no te contrató.

Vienes ahora ¿a qué? a pronunciarte ¿sobre qué?…  ¿sobre la asignación de fondos para que conozcamos los gastos de la señora Nancy Lange y sepamos cómo cuándo y para qué? ¡No mojes pues! ¿Qué querías? ¿que todo se camufle para que la gente crea que ella viaja con su plata? No solamente ofendes nuestra capacidad, sino, que te estás metiendo con una señora de su casa, sana. Que seas escasa te lo aguanto porque si Dios no te dio, no tienes la culpa, pero que seas mala, no. No te metas con la gente de bien, porque tu comentario le salpica a una dama que desconoce tus mañas y me parece de lo más bajo. Ella obra de buena fe y no tiene la malicia que tú. Dirígete mejor a tu banda de secuaces, esos sí que te van a entender.

Señora Lange, usted ni caso le haga a la 99, ella que siga limpiando el zapatófono de su marido. Usted, mantenga esa imagen de mujer sobria y caritativa, y continúe con su silente ayuda social. Siendo la esposa del presidente que tenemos, no dudo que es la prueba de que detrás de un gran hombre, hay una gran mujer. Mantenga esa sonrisa franca que le ha valido el cariño y la simpatía que otras, ni con injerto implantado, ¡por supuesto que en Brasil! se los podrán ganar.

LC.