¡QUÉ CONCHUDO ES USTED SEÑOR HUMALA! [1]

Lourdes Calderón
Abogada

No iba a escribir esta semana, porque no quiero saturarlos con mis antipáticas y personalísimas opiniones, pero esta noticia me generó una indignación tal que, si no la botaba, estaría ahorita, con medio litro de Clorotrimeton endovenoso encima, para aplacar la severa alergia que mi sistema inmunológico se resiste a tolerar.

Y es que hay que tener la piel de piedra pómez para aguantar a estos sinvergüenzas, y lo digo sin pena ni gloria y sin tapujos: ¡ES USTED UN SINVERGÜENZA SEÑOR HUMALA! ACABA USTED DE DEVELAR UN BUSTO NADA MENOS QUE EN SU HONOR EN EL DISTRITO DE OYOLO (su origen) ubicado en la provincia de Páucar, Sara Sara, y ¡NADA MENOS QUE EN COMPAÑÍA DE NADINE!

No sé si tildarlo de egocéntrico, de bruto o de sinvergüenza. Me voy a quedar con este último adjetivo, aunque “por un pelito” le ha ganado al segundo. Díganos usted señor HUMALA: ¿QUÉ CLASE DE PRESIDENTE ES? En lo que tengo de vida, no he visto a un solo mandatario aplaudirse a sí mismo. Me importa un comino, si sus orígenes son de Oyolo, si la construcción del busto la hicieron las manitos de los contribuyentes, si allí se construyeron o refaccionaron templos donde sus antepasados hicieron la primera comunión o los exorcisaron y si el monumento ése, premia el mejoramiento de la carretera Oyolo –Ushua-Corculla, o cualquiera otra que usted haya inaugurado en la región. Un “señor” presidente no se comporta como un terrateniente de ésos, que dentro de sus haciendas hacía fiesta para autocomplacerse como dueño y señor. Usted no es un gamonal señor Humala, usted todavía sigue siendo, el ciudadano que elegimos nos gustara o no, para que ejerciera la más alta magistratura del país. Esa magistratura exigía de su parte, respeto a la investidura, decoro y decencia, y una persona decente no hace "alábate coles".

¿Qué cosa ha hecho usted por el Perú en sus cinco años de gobierno? ¿Los programas sociales? "Juntos" (nació con Toledo) "Beca 18", "Pensión 65" "Cuna Más" (le cambió el nombre a los Wawa Wasi del fujimorato) ¿son sus grandes y creativos aportes? ¿Ya no se acuerda acaso, que en una de las primeras entrevistas que usted concedió a la prensa,  a la pregunta de Álvarez Rodrich sobre el porcentaje de pobreza en el Perú, usted no sabía la respuesta?  Sin conocer las cifras, ¿cómo podría saber qué,cómo y cuánto necesitaba ese pueblo al que ha engañado haciéndole creer que con usted y solo con usted la “cara política” del Perú ha cambiado? ¿Cree que los que sí tenemos la suerte de poder saber algo, no nos damos cuenta que todo se lo han dictado, que nada lo ha producido, que usted ha sido un loro parlante y nada más?

¿No sabe usted que en educación somos el último país en comprensión lectora? ¿Que en seguridad ciudadana ni me detengo porque me descuido un ratito y me secuestran? ¿Qué en economía ha mantenido un rumbo trazado, temblándole la mano para destrabar proyectos en infraestructura que hubieran paliado el descenso del crecimiento económico? En lucha contra la corrupción ¿tiene usted la “conciencia” (por no decir otra cosa) de develar un busto con su ahora "bronceada" sonrisa, en compañía de una primera dama, investigada por lavado de activos, impedida de salir del país, con una caución de 50,000 soles, entre otras perlas?

Estoy harta de escucharle decir a pueblo donde va, que es la primera vez que un gobierno se ocupa de su gente y lo visita. Si hubiera participado en el “VALOR DE LA VERDAD” ya hubiera perdido, porque eso es… ¡FALSO! Belaúnde Terry, y por supuesto y cómo no, hasta el dictador Fujimori, fueron asiduos viajeros, y no usted,el primero en ir a lo más recóndito del Perú.

Según la consultora mexicana Mitofski que reveló la aprobación de los presidentes de América Latina ahorita nomás en el 2015, usted señor Humala ha sido calificado como el penúltimo presidente en popularidad de América Latina. ¿Y arriba de quién está? Nada más ni nada menos que de Dilma Rousseff (sin comentarios).

¿QUÉ, PERO QUÉ HA HECHO USTED POR EL PERÚ PARA ERIGIRSE UN MONUMENTO SEÑOR HUMALA? ¡NADA! No sé si para el resto, pero para mí, NADA. Si debiera erigirse un monumento en su honor debería tener la forma de un paréntesis, porque por eso será recordado, por representar al gobierno donde el Perú se suspendió.

Siento vergüenza ajena por usted, siento indignación, siento impotencia. Debe usted sufrir de anemia perniciosa, ¡fierro urgente en dosis abundantes! ¡no tiene usted una sola gota de sangre en la cara!

Dicen que la ignorancia es audaz. Sí pues, solo así se puede justificar que el alcalde de un pequeño y humilde distrito, le haya convocado al “magno evento”. Pero usted, señor Humala no es un ignorante, usted, es un conchudo y un pobre monigote que se deja mangonear y seducir, no solamente por su esposa sino por el poder. O… ¿es que usted no piensa? Su gobierno se va con los calificativos de incapaz, ineficiente, falto de liderazgo. ¿Cómo se le ocurrió siquiera, aceptar la invitación? ¿El ego pudo más? ¿Volvió a confundir populismo con política? ¿No se da cuenta que no solo está quedando como un caradura sino como el hazmerreír del barrio? Déjeme decirle que no se ha convertido solamente en el hijo predilecto de Oyolo, sino de Transylvania, porque dudo que su cara pueda reflejarse en algún espejo.

Gracias a Dios ya termina su mandato. Váyase a su casa por favor “hijo predilecto de Oyolo” y quédese allí. ¡Por favor! quédese allí.

LC.

 



[i]  Para los lectores sensibles la palabra CONCHUDO figura en el DICCIONARIO DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (RAE) 23ª EDICIÓN: 2. adj. coloq. Am. Sinvergüenza, caradura.